La primera vez que me puse delante de un proyecto de audioficción corría el año 1982. Todo era analógico.
Se trataba de una recreación de "La Guerra de Los Mundos" adaptada a la situación de la Base Aérea de Zaragoza, en aquellos años con gran presencia norteamericana.
Fue en Antena del Ebro, emisora ya desaparecida.

Desde entonces y hasta ahora he recorrido mucho camino, pero aún me queda más por caminar, por aprender...
Y haber formado parte del Prix Europa, de la Bienal de Radio, del UK Radiodrama Festival o del Prix Marulic me ha ayudado a tener una perspectiva de la audioficción bastante global.
Espero que estas PISTAS que iré colocando en este panel te sirvan para conocer mejor este apasionante mundo que parece que, por fin, comienza a tomarse de nuevo en serio en España



El punto aqui

Pista 2. El proceso creativo de una escena sonora.

15/07/2020

Como ya comenté en la primera pista, todo lo que aquí os cuento son mis experiencias, mi forma de hacer las cosas. Y la pista de hoy se centra en cómo convierto los datos de un guion en un escenario sonoro CREIBLE.
Y resalto lo de creíble porque es importante que lo tengamos muy, muy presente.
Por cierto, creíble no tiene por qué significar REAL. Lo bueno de una audioficción es que la imaginación del oyente es la que manda. Dicho esto, vamos al lío.

Encontrarás teorías sobre el proceso creativo de grandes especialistas como Graham Wallas, Edward de Bono u otros. Aquí va mi teoría que no es ni mejor ni peor que las que ya existen. Es la que utilizo para llevar a buen término las escenas de los audiodramas en los que tengo la suerte de participar como diseñador sonoro.

1. Observación y localización de la escena.
El guion suele traer unas notas generales de la escena.

::::::::::::::::::::::::::::::
AMBIENTE CAFÉ-TERTULIA TRANQUILO PF
FX SERVIR CAFES, TAZAS Y CUCHARILLAS.
VARIAS PERSONAS SENTADAS ALREDEDOR DE LA MESA PARA ESCUCHAR EL RELATO.
A lo largo del discurso se escuchan asentimientos, signos de perplejidad y asombro, etc.
::::::::::::::::::::::::::::::


Así comienza "La decisión de Randolph Carter" el audiodrama que te proponía escuchar en la anterior pista. Aporta los datos imprescindibles para crear la escena, ¿verdad? Pues pasemos al siguiente punto.

2. Vamos a delimitar la escena.
Esto es "marcar el territorio sonoro". Como en casi todo, menos es más. Vamos a pensar en qué sonidos queremos que describan la escena. Que quede claro donde estará ubicado el oyente dentro de ella. Esto es y será siempre la más importante de nuestro trabajo como diseñadores sonoros.
No es relevante para esta escena si llueve o no, si es de día o de noche. Tenemos que dejar claro que asistimos a una reunión en la que varias personas atienden en silencio lo que otra nos cuenta. Y debemos dejar muy claro también dónde están, en qué tipo de cafetería estamos. Si nadie nos ha dicho nada, podremos crear su ambiente.

3. Lluvia de sonidos.
Aquí entran los primeros efectos sonoros (FX) y sonidos humanos.
Piensa en qué sonidos se escuchan en una cafetería tranquila, cucharillas, pequeñas tazas sobre platos, conversaciones en tono suave... ¿se escucha música de ambiente?
Haz una lista de todos esos sonidos. Cuando la hayas terminado, habrá que recolectarlos.
Siempre que te sea posible graba tus propios efectos. No hay nada más real que la realidad. Parece de perogrullo pero muchas veces se buscan en galerías de efectos sonidos que tenemos justo al lado.

4. Elección.
Una vez recogidos los diferentes sonidos que creemos que van a participar de la escena, seleccionemos los mejores, los que de verdad nos van a ayudar a crear la escena.

5. Fijar las bases de la escena.
Pensemos en algo de lo que ya hemos hablado, los planos sonoros. Cerca, lejos, arriba, abajo, tras la puerta, al oído... cada sonido debe estar a una distancia del oyente. No hay otra forma de crear inmersión en la escena. Esas son sus bases.

6. Desarrollo.
Ahora toca montar la escena. Fíjate que aún no han entrado las voces. Eso viene después.
Es el momento de ponerse en tu programa de edición de audio, abrir pistas y comenzar a colocar los diferentes efectos en su correcto lugar para crear una escena creíble. Esa cucharilla que da vueltas al café a tu derecha, esa puerta que se abre al fondo de la sala, esa silla que se mueve ahí al lado…

7. Probar la escena.
Una vez montada la escena sonora, añadiremos las voces y las colocaremos en su lugar concreto. Recuerda tener especial cuidado con los paneos, los planos y las congruencias de canal. Si alguien llega por la izquierda, no lo sientes a la derecha. ¿Por dónde ha pasado, por encima de la mesa?
En la próxima pista hablaremos de las diferencias entre efecto (FX), secuencia y ambiente.

Y como al principio de esta pista te decía que lo importante es que la escena sea creíble y que no significa por ello que tenga que ser real, te invito a que escuches el primer episodio de esta versión del Radioteatro de TEA FM de "Crónicas Marcianas" de Ray Bradbury.
En la primera escena, a partir del minuto 5, se "recrean" los sonidos de una casa marciana, con sus columnas de agua, su cocina… No existen, que sepamos, pero las podemos escuchar porque nuestra imaginación nos lo permite.

ESCUCHAR "CRÓNICAS MARCIANAS. CAP. 1"

El punto aqui

Pista 1. EL PUNTO AQUI

01/07/2020

No os voy a aburrir con definiciones ni conceptos teóricos. Os lo voy a explicar como lo hago a mis alumnos de radioteatro.
Tu labor como diseñador/a sonoro no es solo crear el escenario. Es colocar al oyente donde TU quieras dentro de esa escena.

Imaginemos una habitación, tranquila, con una pequeña chimenea, un reloj de pared antiguo... y a través de la ventana oímos como llueve.
Y mientras pasas las páginas del libro que lees sentado en tu sillón favorito, alguien llama a la puerta.

¿Has contado cuántos elementos sonoros (FX) participan de esta escena?

¿Cómo los ubicarías en el espacio para situar al oyente en un punto concreto? Podemos sentarlo en el sillón, y que sea quien lee. O podemos colocarlo junto a la ventana, mirando la calle mojada (quizá con mucho tráfico, o vacía, silenciosa y nocturna. Y ahora pregúntate dónde están los elementos sonoros, cerca o lejos de ti. A tu derecha o a tu izquierda...
Una vez hayas "dibujado" en tu mente esas ubicaciones, pásalas a un papel. DIBUJA tu escenario y pasa a las pistas de tu editor de audio esos sonidos y esas ubicaciones (derecha, izquierda, lejos, cerca) teniendo claro dónde vas a colocar a tu oyente. Ah! y se consecuente con el espacio. Si llueve tras la ventana a la derecha no la abras a la izquierda. Te sorprenderá comprobar cuantas veces se comete este error tan simple.

Y como valen más mil sonidos que una palabra, te invito a que escuches los PUNTOS AQUI que hay en este radiodrama que fue finalista en el Prix Europa de 2019.
Disfrútalo con auriculares, si es posible. Otro día hablaremos del PUNTO AQUI FIJO y del PUNTO AQUI MÓVIL.

ESCUCHAR "La decisión de Randolph Carter"